14 feb. 2015

GÉNESIS DEL COLECTIVISMO MUTUALISTA EN AMÉRICA LATINA Autor. Fabio Alberto Cortés Guavita 3. PIONEROS CHILENOS

GÉNESIS DEL COLECTIVISMO MUTUALISTA EN AMÉRICA LATINA
Autor. Fabio Alberto Cortés Guavita
3. PIONEROS CHILENOS


Las primeras ideas libertarias se fueron formando, en el caso chileno, en el mutualismo y esta forma de organización vio la luz entre los artesanos quienes aportaron bastante en la lucha independista con un espíritu revolucionario y radical. El poder generado en la etapa poscolonial no valoró las ideas de los trabajadores y propugno por a desaparición de los gremios, sus aportes no tuvieron reconocimiento alguno y por el contario fue la etapa más difícil para ellos.

Hacia los años 1845 y siguientes las ideas libertarias de Proudhon y los revolucionarios franceses impregnaron el ámbito del pueblo chileno, siendo difundidas en librerías las obras de Proudhon y hacia 1847 se tienen indicios de la aparición de la sociedad de Artesanos en Santiago. Los jóvenes republicanos acogen las ideas de asociación voluntaria y buscan que estas organizaciones  sean autónomas y que no quedaran en manos de los liberales y conservadores.

L. Gambone, en un documento publicado en Internet da importancia relevancia a dos personajes, (Francisco Bilbao y Santiago Arcos habían estado presentes en París durante la revolución de 1848) quien al decir del autor, regresaron de Francia imbuidos en el pensamiento de la revolución francesa y son quienes dan inicio al mutualismo chileno. “El 10 de abril de 1850 Bilbao, Arcos, el escritor Eusebio Lillo y un número de otros republicanos radicales celebraron una sesión con representantes de los zapateros, sombrereros, músicos, y sastres. Forjaron a La Sociedad de la Igualdad” (Gambone)

Esta organización se le pude considerar como el modelo, en estructura organizativa e ideología, de las sociedades futuras de apoyo mutuo. Lo cual se reflejaba hacia 1930 y siguientes como un pensamiento aí n a todos los movimientos anarquistas.

Al igual que la revolución industrial en Europa, la industrialización en Chile fue muy destructiva para la familia y la sociedad. Las familias campesinas son patriarcales. Por mucho tiempo vivieron como gente que trabajaba la tierra como una unidad familiar y vivían en comunidades de aldea, esto no tuvo demasiadas consecuencias negativas. La proletarización y el residencial cambiaron esta realidad” (Gambone)

Hacia el año de 1862 en Santiago nace la UNIÓN DE ARTESANOS, la cual inspira y apoya el desarrollo de otras organizaciones en diversas partes dela República. Esta entidad proveyó de servicios asa demás mutuas

En 1870 había 13 Mutuas que ante la depresión económica de la época coadyuvaron el alivio de la miseria lo que hizo crecer el mutualismo las ramas de la UNIÓN se extendieron y dieron sus frutos en más de doce ciudades. Las mutuales extendieron sus servicios en áreas como las de la lucha contra el alcoholismo y permitían el ingreso de los trabajadores independientes. Hacia fines del Siglo XIX fueron organizadas mutuas de obreros y empleados administrativos.
Las mutuas crearon un tipo de cultura o sociedad alternativa. Los trabajadores y los artesanos crearon su mundo, un micro-mundo. Dentro de estas sociedades crearon una república paralela. Tras este micro-mundo estaba la idea de que la sociedad podría ser transformada pacíficamente a través de un proceso civilizador que involucraba la aplicación de la libertad, la mutualidad, la solidaridad, la educación y el esfuerzo propio” (Gambone)

Hacia 1879/80 ya se contaba con 39 sociedades de apoyo mutuo y en 1884 se crea la Sociedad de Trabajadores para el Apoyo Mutuo en Valparaíso. Este grupo fue la primera mutua desarrollada específicamente para mujeres.

Después de arduas huchas en las cuales el populismo y el utilitarismo de los partidos penetraron y en muchos casos destruyeron las mutuas en otros fueron éstas quienes influenciaron a los partidos de izquierda.

“Ya en 1888 las mutuas comenzaron a federarse en niveles de ciudad y provinciales. La llamada a la federación no era enteramente ideológica. El sustento miserable y los bajos sueldos ponían en tensión los recursos de las mutuas locales. Necesitaron agruparse por razones financieras” (Gambone)

Algunos datos estadísticos nos ayudan a ver el desarrollo del mutualismo en los años siguientes: Todas las organizaciones mutualistas en Chile enviaron delegados a Santiago donde formaron a la Confederación de Trabajadores septiembre 23 de 1894.

Esta entidad se convertiría más tarde en el Congreso Social Obrero (CSO). Ya se cuenta entonces con federación nacional de sociedades de apoyo mutuo.

En 1900 había 240 Mutuas, en la comparación con las 39 de hacía 20 años, muestran el crecimiento del movimiento.

Las mutuas bajo el CSO organizaron las actividades usuales de educación y seguros y lucharon por leyes sociales y protestaron por el costo de vida.

En 1925 el CSO y varias federaciones más pequeñas se unieron a formar la Confederación Nacional Mutualista que tuvo más de 100.000 miembros.

Remata esta disertación Gambone con una conclusión, que dejamos al lector en esencia: “El mutualismo no fue una "etapa histórica", sino idealmente adecuado al trabajador independiente. Desde que los artesanos y los comerciantes fueron un sector importante de población chilena, el mutualismo persistió. Y el anarquismo no fue un primitivismo semiproletario, pues los anarquistas chilenos fueron trabajadores y no artesanos o proletarios... El Sindicalismo no “evolucionó" en su existencia, sino que fue reemplazado por alguna forma "más alta" de asociación sindical”

Publicar un comentario