4 sept. 2007

Economía popular y Solidaria en BRASIL


La sección de EL EDUCADOR inicia con el presente artículo un ejercicio pedagógico tendiente a formar criterios solidarios a partir del ejemplo, de lo que hace la economías solidaria y popular en la hermana República del Brasil, serán varios capítulos en los cuales mostraremos las bondades de un proyecto eminentemente popular dirigido a quienes en realidad necesitan del apoyo y la solidaridad.

Telaraña Esperanza fortalece economía solidaria en Río Grande do Sul

Naara Vale *


Adital -

Brasil figura hoy entre los líderes en todo el mundo en experiencias solidarias. Hasta el año 2005, aproximadamente 14.955 emprendimientos habían sido registrados en el Sistema Nacional de Informaciones en Economía Solidaria (SIES), del Ministerio de Trabajo. De éstos, 2.592 están ubicados en 512 municipios del sur de Brasil, lo que hace que la región sea la segunda (17%) en concentración de emprendimientos solidarios, quedando sólo detrás de la región Nordeste, que concentra el 44% de las experiencias.

Sólo en el estado de Río Grande do Sul, 270 municipios albergan a 1.634 emprendimientos solidarios. En el municipio de Santa María, en el interior del estado, una gran red solidaria organizada por la Diócesis de Santa María, conjuntamente con Cáritas Regional - RS, están haciendo que aumenten todavía más esos índices. Es el Proyecto Esperanza, que el último día 15 de agosto, cumplió 20 años de existencia.

Surgido del estudio del libro "La Pobreza, riqueza de los Pueblos", del autor africano Albert Tévoèdjeré, 1985, los estudiosos de la diócesis pusieron en práctica algunas ideas del libro, creando los primeros Proyectos Alternativos Comunitarios (PAC’s). Desde aquella época hasta acá, cientos de trabajos fueron desarrollados basados en la práctica de la economía solidaria.

La propuesta del proyecto es articular y congregar a las experiencias de Economía Popular Solidaria (EPS) del medio urbano y rural del municipio de Santa María, construyendo un nuevo modelo de cooperativismo autogestionario, de asociativismo, de solidaridad, de ciudadanía y de inclusión social, a través de alternativas concretas de radicalización de la democracia, del desarrollo humano solidario y sustentable.

Vinculado al proyecto, fue creado, en 1989, la Cooperativa Mixta de Pequeños Productores Rurales y Urbanos (Cooesperanza) que ayuda al proyecto en la articulación de emprendimientos de la región central de Río Grande do Sul. La red de solidaridad formada por los dos proyectos alcanzó tanto impulso que en 2003 se consolidó como la Telaraña Esperanza, red responsable por la articulación de la comercialización de los productos elaborados por los emprendimientos asociados con los proyectos.

Actualmente la red congrega a más de 40 espacios fijos de comercialización directa de los diversos grupos en los municipios de Río Grande do Sul, entre los cuales se encuentran la Terminal de Comercialización Directa, Feria Colonial, Centro de Economía Popular Solidaria, Producción y Arte Esperanza, Almacén de la Colonia, Feria Mensual de la Plaza Saldanha Marinho, Manos de Tierra, Giacomini II y Rincón del Artesano.

Diversos emprendimientos de Santa María están siendo parte de la Telaraña Solidaria. Los campos en los que actúan los proyectos son diversos y se dividen entre confección, serigrafía, panaderías alternativas, alfarería, productos de limpieza, calzados, artesanías, producción de ración a base de mandioca, huertas ecológicas, reciclaje de basura, entre otros.

A lo largo de esta semana, ADITAL mostrará algunos de los emprendimientos asesorados por el Proyecto Esperanza/Cooesperanza que están cambiando la vida de cientos de trabajadores de Río Grande do Sul y fortaleciendo la red solidaria brasilera.

Las notas sobre Economía Solidaria son producidas con el apoyo del Banco del Nordeste de Brasil (BNB).

Próxima entrega El Cooperativismo Popular de Brasil

Reproducción de Colombiamutual

Publicar un comentario